Miércoles, 17 de julio de 2019

Acabó terrorismo sindical
de Federico Domínguez

Llega al rescate el maestro J. Jesús Torres Luévano

Miércoles 10 de julio

Acabó el terrorismo sindical que aplicaba el antiguo secretario general del STEMA Federico Domínguez con todos sus representados. Hartos por muchos años de las prácticas de miedo de su líder, numerosos trabajadores de las diferentes dependencias gubernamentales, no se atrevían a señalar las injusticias de Federico Domínguez.

Decían que personajes de alto nivel lo cobijaban políticamente, porque siempre presumía de su poder y de que nadie podría removerlo de su cargo.

Se dice que a las mujeres las acosaba sexualmente y de las plazas hacía lo que mejor le convenía. En los primeros meses de este año hubo voces que señalaban vendía las plazas en 30, 40 y hasta 50 mil pesos de acuerdo a la necesidad económica del solicitante.

Nunca nadie se atrevió a señalar sus tropelías porque era expulsado del sindicato y su trabajo. Este señor fue un oportunista ya que su llegada a la Secretaría Sindical fue mero accidente. Federico era empleado del Psiquiátrico y

Se pregunta cómo llegó a ocupar el cargo de líder del STEMA, pero todo mal tiene un fin para fortuna de empleados burócratas llega a la Secretaría general el maestro J. Jesús Torres Luévano, hombre honesto luchador de las causas nobles con hambre de justicia para todos aquellos que su esperanza estaba puesta en una figura

como la del maestro Torres Luévano quién afirma que este sindicato fue formado en el año de 1965 para luchar por los derechos de los burócratas y a “eso vengo” a darle justicia a quienes han carecido de ella”.

Maestro ha tenido algún problema con el secretario saliente?

“Bueno me ha metido zancadilla con no entregar las oficinas, amenazar con formar un sindicato parelo con

sus incondicionales y hasta ampararse no se contra qué como si fuera un delincuente”.

Maestro pues le deseamos mucha suerte en su nueva encomienda.

Lo más destacado