Miércoles, 17 de julio de 2019

La renuncia de Urzúa confirma el
grado de descomposición del
gobierno federal: Fernando Herrera

 La administración pública está en manos de improvisados que han hecho inoperativo el aparato de gobierno.

  • La renuncia de Carlos Urzúa es un duro golpe para la credibilidad del presidente. Debe corregir el rumbo y confiar en lo que dictan los expertos.

Martes 9 de julio

“La renuncia del Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, confirma el grado de descomposición del gobierno federal y es además un grave riesgo para la economía del país”, aseveró el Vocero del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, Fernando Herrera.

Herrera Ávila dijo que, junto con la renuncia de Germán Martínez, la de salida de Urzúa confirma que el gobierno está en manos de improvisados que han convertido a la administración pública federal en un ente inoperativo.

“Es un duro golpe para la credibilidad del presidente López Obrador y para las finanzas del país. Pero es también la confirmación del grado de descomposición del gobierno federal y la colonización que ha hecho Morena del aparato administrativo”, dijo.

“Están ahí por una lógica de cuates. Tenemos un gobierno que sólo admite adeptos aunque sean ineptos. El Ejecutivo pone a los Secretarios, pero les impone a los subsecretarios que únicamente cuenten con su venia”, expresó.

El Vocero del CEN panista recordó que desde la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, el gobierno federal sólo ha venido dando tumbos en economía para justificar los caprichos presidenciales de construir la base aérea en Santa Lucía, la refinería Dos Bocas y el Tren Maya.

“Es un poderoso llamado de atención al presidente para corregir el rumbo, para confiar en los expertos y dejar de jugar con las finanzas del país, de dejar de jugar a ser Luis Echeverría y querer manejar él mismo la economía nacional”, destacó. 

Finalmente, Herrera Ávila consideró que si bien el gobierno puede perder a uno de sus cuadros sin mayor empacho, las consecuencias de los errores las pagaremos todos los mexicanos con más y más impuestos, más pobreza y probablemente una devaluación de nuestra moneda.

Lo más destacado