Domingo, 11 de abril de 2021

El Ártico, el escenario de la 'nueva
Guerra Fría' entre Estados Unidos
y Rusia
El bloqueo del Canal de Suez ha llevado a Estados Unidos y Rusia a disputarse el control por la ruta del océano Ártico.
Martes 6 de abril 2021 /

La importancia geoestratégica y los recursos naturales que se concentran bajo las aguas del océano Ártico han convertido la zona en un lugar de disputa. En las últimas semanas, Rusia ha aumentado su presencia allí reactivando antiguas bases militares y probando nuevas armas. Su presencia ha provocado la inmediata reacción de Estados Unidos, que advierte: defenderá sus intereses en el Ártico.

Un nuevo reflejo del pulso entre Joe Biden y Vladímir Putin, que se remonta a casi una década. Pero desde su llegada al poder, el presidente de Estados Unidos ha marcado distancias con Rusia y Putin tampoco quiere romper el hielo.

El Ártico se ha convertido en el último escenario de la tensión. Los rusos llevan años haciendo maniobras militares allí, probando armas misil y recuperando bases abandonadas de la época soviética.

EEUU asegura que Rusia estaría probando misiles nucleares

Pero los satélites americanos han detectado un despliegue extraordinario de hombres y armamento. Incluso apuntan a que Moscú estaría probando el torpedo nuclear 'Poseidón', cuyo impacto podría provocar tsunamis radiactivos.

Además, Washington no quiere que los rusos monopolicen este océano, que siempre ha sido rico en gas y petróleo y que se ha vuelto más apetecible en los últimos tiempos por el cambio climático.

De hecho, fue un carguero ruso el primero en demostrar en febrero que el Ártico ya es navegable en invierno. Y el reciente colapso del Canal de Suez ha llevado a las autoridades a pensar en rutas alternativas. El Ártico es, en definitiva, una ruta en disputa por las dos potencias. Más que eso, es una suerte de 'nueva Guerra Fría'.

Lo más destacado